26.7 C
Venezuela
lunes, mayo 27, 2024
HomeEspiritualidad¿Cómo acercarse al sacramento de la reconciliación?

¿Cómo acercarse al sacramento de la reconciliación?

Date:

NOTAS RELACIONADAS

Aniversario de ordenación episcopal de Monseñor Moronta: 34 años guiando la edificación del Reino

¡Feliz aniversario episcopal Monseñor! Siga adelante en nombre de Cristo y sea para Él el honor y la gloria por siempre

TIEMPO ORDINARIO (I)

El Tiempo Ordinario consta de treinta y tres o treinta y cuatro semanas en el transcurso del año. Es el tiempo más largo del Calendario Litúrgico, en el que somos llamados a meditar y profundizar en el Misterio Pascual, a hacerlo presencia de Dios en la vida cotidiana.

Santa Mariana de Jesús: “Dios nos envía a recoger almas para el cielo y no a recoger aplausos para el suelo”

Su vocación inició a los siete años con un accionar ligado a la piedad y una notoria protección y caridad hacia los pobres. Ya en ese momento invitaba a sus sobrinas, con quienes se crio, a rezar el rosario y realizar el Vía Crucis

Santísima Trinidad: el misterio que describe el proyecto de salvación

“Este es el misterio de la Santísima Trinidad: el Padre es el creador, el Hijo el redentor y el Espíritu Santo es el que nos ilumina para decirle a Dios, Padre Nuestro, y reconocer al hijo en cada eucaristía a la cual asistamos”

Instan a mujeres tachirenses a ser constructoras de paz

“A esa mujer que lucha día a día, que todos los días llora por sus hijos, que quiere construir paz le pedimos que se sumen a esto”
spot_imgspot_img

Una  de las prácticas que se proponen en el recorrido del tiempo de cuaresma para preparar la conmemoración de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo,  es  el sacramento de la reconciliación, conocido históricamente  como la confesión,  una oportunidad de abrazar el amor de Dios y recuperar la dignidad de hijos del Padre Creador.

El presbítero Miguel  Duque, párroco de la Santísima Trinidad explica que la confesión es  “un regalo que nos ofrece el Señor, quien, como al hijo pródigo,  nos abraza, nos levanta del pecado, nos devuelve la dignidad siempre y cuando reconozcamos  nuestros errores y debilidades”.  Ninguno está exento  de caer en cualquier pecado, sin embargo, Dios en su misericordia responde al que con humildad le busca reconociendo las veces que se han colocado en primer lugar los caprichos o los vicios que el mundo ofrece.  

Lee también: Cardenal Piacenza: Las indulgencias son medicina para el alma

“La proximidad  con los días santos nos debe recordar que el Señor murió en la cruz por nuestros  pecados, sean éstos grandes o pequeños, y esto debe despertar en nosotros la necesidad de acercarnos a la gracia del Padre” comenta el Padre Duque.  De manera que, observar  la entrega de Jesús  y el dolor de su pasión y crucifixión, es el paso vital que impulsa a acercarse al sacramento de la reconciliación.

Luego, el catecismo de la Iglesia Católica explica que sólo Dios perdona los pecados  y en virtud de su autoridad divina, Jesús confiere este poder a  los ministros de la iglesia, es decir, los sacerdotes, para que lo ejerzan en su nombre. Esto debe proveer la confianza de que en el ejercicio de la confesión es posible experimentar un verdadero encuentro con Dios.

La certeza de que es Dios quien perdona los pecados,  ha de mover el corazón del cristiano para   reconocer  las  faltas y lamentar las  culpas.  El examen de conciencia y la contrición también se pueden realizar apoyándose en el catecismo de la Iglesia y en la tabla de los mandamientos.  Sin embargo, ante la dificultad que puede presentarse para expresar los pecados,  es posible pedir al sacerdote que ayude a realizar una buena confesión.  

Le puede interesar: Presbíterio Victoriano Rodríguez celebró 25 años de vida sacerdotal

Decir  los pecados ante el sacerdote es un elemento esencial de  este sacramento. Es una forma de orar como Cristo enseñó “Perdona nuestras ofensas”. En este punto, cabe tener clara la seguridad de que el numeral 1467 del Catecismo declara que todo sacerdote que oye confesiones está obligado a guardar un secreto absoluto sobre los pecados que sus penitentes le han confesado. (…)Este secreto, que no admite excepción, se llama «sigilo sacramental».

Para concluir, el efecto del sacramento es la reconciliación con Dios que «tiene como resultado la paz y la tranquilidad de la conciencia, a las que acompaña un profundo consuelo espiritual», refiere el Catecismo.  La oración de absolución que pronuncia el sacerdote en el nombre de la Trinidad Santa, devuelve la amistad y la gracia de Dios, que se perfecciona al atender  la penitencia.

Ana Leticia Zambrano

NOTAS RELACIONADAS

Aniversario de ordenación episcopal de Monseñor Moronta: 34 años guiando la edificación del Reino

¡Feliz aniversario episcopal Monseñor! Siga adelante en nombre de Cristo y sea para Él el honor y la gloria por siempre

TIEMPO ORDINARIO (I)

El Tiempo Ordinario consta de treinta y tres o treinta y cuatro semanas en el transcurso del año. Es el tiempo más largo del Calendario Litúrgico, en el que somos llamados a meditar y profundizar en el Misterio Pascual, a hacerlo presencia de Dios en la vida cotidiana.

Santa Mariana de Jesús: “Dios nos envía a recoger almas para el cielo y no a recoger aplausos para el suelo”

Su vocación inició a los siete años con un accionar ligado a la piedad y una notoria protección y caridad hacia los pobres. Ya en ese momento invitaba a sus sobrinas, con quienes se crio, a rezar el rosario y realizar el Vía Crucis

Santísima Trinidad: el misterio que describe el proyecto de salvación

“Este es el misterio de la Santísima Trinidad: el Padre es el creador, el Hijo el redentor y el Espíritu Santo es el que nos ilumina para decirle a Dios, Padre Nuestro, y reconocer al hijo en cada eucaristía a la cual asistamos”

Instan a mujeres tachirenses a ser constructoras de paz

“A esa mujer que lucha día a día, que todos los días llora por sus hijos, que quiere construir paz le pedimos que se sumen a esto”

DC.RADIO

RECIENTES

spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here