IglesiaTitulares

Iglesia “Jesús Obrero” de Guarenas tiene nuevo párroco

“Con gran diligencia y fidelidad cumpliré los deberes a que estoy obligado dentro de la iglesia particular a la que he sido llamado a prestar mi servicio”, expresaba el padre Pedro José Guerra Martínez, el domingo 30 de junio, al tomar posesión de la parroquia “Jesús Obrero” de Guarenas, durante una misa presidida por monseñor Gustavo García Naranjo.

El obispo de la Diócesis de Guarenas hizo entrega al sacerdote de las llaves del templo así como de cada una de las áreas que lo componen: trono, altar, bautisterio, confesionario, campanario y áreas administrativas. El nuevo responsable de la parroquia ubicada en la urbanización Los Naranjos de Guarenas, prometió guardar la comunión con la Iglesia católica, tanto en las palabras en que se exprese como en su manera de actuar.

La eucaristía permitió reunir a los presbíteros Teodoro Sosa, párroco de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús y Carlos De Abreu, de San Miguel Arcángel. El diácono permanente Félix Colmenares, leyó el decreto por medio del cual la Diócesis de Guarenas designó guía espiritual de esta comunidad al padre Pedro Guerra; entretanto, los movimientos laicales de la parroquia, durante la ofrenda, se acercaron para manifestarle su apoyo.

García Naranjo, en una parte de su homilía, definió al padre Pedro como “un sacerdote muy sencillo, humilde” y con alta disposición al trabajo. “Ha estado en otras parroquias, unas con más y otras con menos gente que esta, pero su trabajo ha estado marcado con mucha humildad y sencillez, diciéndole a Dios: aquí estoy para hacer tu voluntad”, expresó.

“Pedro llega a nuestra diócesis con la bendición especial y los carismas que Dios le ha dado, convirtiéndolo en un gran predicador permitiendo que muchas personas hayan logrado importantes cambios en su vida. El Señor ha hecho grandes milagros y sanaciones a través de sus enseñanzas”, indicó.

Por su parte, la profesora María de Briceño del Movimiento Cursillos de Cristiandad expresó la complacencia de los vecinos de Los Naranjos, por tener oficialmente un nuevo párroco. “Le deseamos muchos éxitos porque el padre Pedro, como dijo monseñor Gustavo: ha puesto a vibrar a los feligreses”, pronunció.

El padre Pedro Guerra es natural de Temblador, estado Monagas, donde nació el 12 de junio de 1975. En 1995 ingresó a la Congregación de Jesús y María, mejor conocidos como los Padres Eudistas. Después de culminar sus estudios de filosofía y teología en el Instituto de Teología para Religiosos (ITER), fue ordenado sacerdote el 15 de noviembre de 2003, por la imposición de manos de monseñor Luis Alfonso Márquez, obispo auxiliar de Mérida.

Durante la toma de posesión de la parroquia “Jesús Obrero” de Guarenas, el padre Pedro José Guerra estuvo acompañado de sus progenitores Pedro Israel y Gloria Isabel, quienes le impusieron las vestimentas sacerdotales para concelebrar esta eucaristía.

Junto al padre Carlos De Abreu y un grupo de voluntarios adscritos a la fundación “Pan del Cielo”, el presbítero Pedro Guerra Martínez desarrolla una intensa labor social en favor de los más necesitados. Así también, las misas de sanación y liberación que celebra, permiten observar a personas que concurren masivamente en la búsqueda de fortalecer sus creencias, le han dado a conocer en varias ciudades de Venezuela y otros países.

 

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic

Comment here