33.9 C
Venezuela
miércoles, abril 17, 2024
HomeOpiniónLa madre del Consuelo desde la luz

La madre del Consuelo desde la luz

Date:

NOTAS RELACIONADAS

Tiendas Naturista vida y salud: Disciplina, constancia y apoyo al cliente

La atención y el servicio prevalece por encima de las ganancias, de nada sirve estar en este negocio pensando solo en ganar y no ayudar

FundaRedes: Crisis económica y desmotivación ponen en riesgo la carrera docente en Venezuela

La falta de incentivos económicos, oportunidades laborales y condiciones dignas para ejercer la profesión docente, son algunos de los factores que han hecho mella en el interés de la población estudiantil

Lectura poética en la hemeroteca estadal

La Hemeroteca Estadal Pedro Pablo Paredes” fue  escenario de una interesante jornada de lectura poética, con varios de los grandes exponentes de este género literario en la región

Más de 1000 niños se encontraron con los obispos de la Diócesis de San Cristóbal

El sábado 13 de abril de 2024, la parroquia San Gabriel Arcángel de San Lorenzo fue testigo del Encuentro de niños y monaguillos con los obispos de la Diócesis de San Cristóbal.

Conocer al Resucitado

“Quien dice: «Yo lo conozco», y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso, y la verdad no está en él”
spot_imgspot_img

Celebrar en nuestra Iglesia Local de San Cristóbal la Solemnidad de Nuestra Señora de la Consolación, nos puede llevar a meditar sobre su relación con el acto salvador del Señor. María desde la Cruz es la primera en consolar a su hijo que muere de una manera atroz. Y Jesús desde la cruz la ofrece como Madre consoladora ¿Qué lo lleva a ofrecer de esta manera? 

En la primera de sus palabras en la cruz ha revelado a los hombres y les ha dado la promesa del perdón. En la segunda ha mostrado que el perdón es un don gratuito de Dios, al dárselo a un delincuente por medio de la gracia. María será la expresión del perdón y la gracia a través de la Consolación. 

Lee también: Papa Lamentó pérdidas humanas en Hawai

¿No es ya tiempo de olvidarse de cuanto le rodea y dedicarse a su dolor? No, la revelación del amor tiene que continuar hasta el final. A Jesús aún le falta el mejor de sus regalos a la humanidad. Él, que nada tiene, desnudo sobre la Cruz, posee aún algo enorme: una madre que consuela. Y se dispone a entregársela. Es el evangelio de san Juan quien nos transmite este don de la consoladora.

Al atardecer se ha alejado ya el grupo de los curiosos. Gran parte de los enemigos se ha ido también. Quedan únicamente los soldados de guardia y el pequeño grupito de los fieles. Eran la Iglesia naciente, que está allí por algo más que por simples razones sentimentales. Unida a Jesús, de pie junto a la Cruz, se encuentra María, su Madre, unida no sólo a sus dolores, sino también a su misión de consolar.

La escena recuerda las bodas de Caná. La idea profunda de San Juan es ésta: María no aparece hasta este momento de la “Hora de Consolar”. A ella se le ha pedido el sacrificio del Hijo durante el tiempo de su predicación por los caminos de Palestina.

La alejada por el Hijo en los años de su misión, es ahora traída aquí por Él al primer plano de esta escena para consolar. Aquí va a ocupar su puesto con pleno derecho en la obra salvadora de Jesús, asociada a su misión consoladora. Aquí entra en la misión del Hijo con el mismo oficio que tuviera en su origen: el de madre de la consolación.

Le puede interesar: El Papa en el Ángelus: En los momentos de oscuridad Cristo viene a nuestro encuentro

Miren cómo ocurrió, presten atención. El sentimiento más natural que a todos nos embarga al contemplar esta escena, es que Jesús, como el Hijo más amante y delicado que jamás haya existido, al morir no quería dejar a su Madre sola y confiaba su cuidado a Juan, su mejor discípulo y amigo. Si esto hubiera sido así, Jesús, al tomar de nuevo la palabra en la Cruz, se habría dirigido en primer lugar al discípulo. Pero no, se dirige primero a la Madre, la llama “mujer” y le dice: “Ahí tienes a tu hijo”. Luego se dirige al discípulo y le dice: “Ahí tienes a tu madre”. 

¿Qué le interesa en primer término a Jesús? Revelarnos la maternidad consoladora de María y entregarnos a su Madre para que fuera siempre nuestra Madre. Juan, el discípulo amado que recibió a María en su casa, nos representaba a todos los que necesitamos ser consolados por ella.

Este fue el último regalo que Jesús nos hizo antes de morir. Y esa fue la gran tarea que encomendó a María. Fue como una segunda anunciación. Hacía treinta años que un ángel la invitó a entrar en los planes de Dios. Ahora, no ya un ángel, sino su propio Hijo, le anuncia una tarea más difícil si cabe: recibir como hijos de su corazón a todos los hombres, y ser su Consuelo. Y ella acepta, actuando de nuevo su fe, y diciendo, ahora silenciosa, “hágase”, mi Señor.

De ahí que el olor a sangre del Calvario comience extrañamente a tener un sabor a recién nacido; de ahí que sea difícil saber si ahora es más lo que muere o lo que nace; de ahí que no sepamos si estamos asistiendo a una agonía o a un parto. ¡Hay tanto olor a madre y a engendramiento en esta dramática tarde de la cruz!

¿Te sientes solo en el seguimiento de Jesús? o, por el contrario, ¿Sientes que hay más gente como tú, acompañando, a veces animándote, abrazando? ¿Y sientes que ayudas a otros a afrontar los momentos difíciles? ¿Quién puede contar contigo? María nos enseña a cómo hacerlo: consolado.

NOTAS RELACIONADAS

Tiendas Naturista vida y salud: Disciplina, constancia y apoyo al cliente

La atención y el servicio prevalece por encima de las ganancias, de nada sirve estar en este negocio pensando solo en ganar y no ayudar

FundaRedes: Crisis económica y desmotivación ponen en riesgo la carrera docente en Venezuela

La falta de incentivos económicos, oportunidades laborales y condiciones dignas para ejercer la profesión docente, son algunos de los factores que han hecho mella en el interés de la población estudiantil

Lectura poética en la hemeroteca estadal

La Hemeroteca Estadal Pedro Pablo Paredes” fue  escenario de una interesante jornada de lectura poética, con varios de los grandes exponentes de este género literario en la región

Más de 1000 niños se encontraron con los obispos de la Diócesis de San Cristóbal

El sábado 13 de abril de 2024, la parroquia San Gabriel Arcángel de San Lorenzo fue testigo del Encuentro de niños y monaguillos con los obispos de la Diócesis de San Cristóbal.

Conocer al Resucitado

“Quien dice: «Yo lo conozco», y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso, y la verdad no está en él”

DC.RADIO

RECIENTES

spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

A %d blogueros les gusta esto: