OpiniónTitulares

Los 7 siervos de Dios en el Táchira: “Gente como uno”

El Táchira es una tierra de gente buena, amable y cordial. Se caracteriza por el fruto que ha dado por muchos años de hijos emprendedores y santos. Cuatro mujeres y tres hombres que hicieron su vida en esta región, destacados por su servicio abnegado, hoy son siervos de Dios cuyos procesos de beatificación y canonización lleva la Diócesis de San Cristóbal: Mons. Tomás Sanmiguel, Amandita Ruiz, Don Lucio León, Medarda Piñero, Hna. María Israel Bogotá, Mons. Martín Martínez y Madre Lucía, dos en fase romana y 5 en fase diocesana.

“Amandita nació en el Hospital Central y vivió en La Bermeja. Don Lucio iba mucho a misa en la iglesia Coromoto. Medarda servía a los pobres de Seboruco. La Madre Lucía oraba por todos nosotros desde los monasterios de Rubio y San Cristóbal. La hermana María recogía limosna para los ancianos por las calles de La Grita. A monseñor Martínez le debemos más de una iglesia a las que vamos y una carretera por las que viajamos en el Táchira. Y a monseñor Sanmiguel lo teníamos cerquita, aquí en el centro de la ciudad”.

Lo anterior fue parte de la edición aniversario del diario La Nación “Siervos de Dios en el Táchira”, que describe estas historias de santidad a la cual todos los cristianos están llamados desde la vida ordinaria.

En tal sentido, y en el marco del centenario de la Diócesis de San Cristóbal, en este mes de noviembre que comienza este lunes con la Solemnidad de Todos los Santos, monseñor Mario Moronta, obispo de San Cristóbal, ha convocado para estos 30 días a mostrar los modelos de santidad a través de los medios de comunicación y comunidades eclesiales de base en la región, con el objetivo de promover la vida de santidad en el Táchira, desde la vida común, así como lo fueron los siervos de Dios.

A partir de este 1º de noviembre, diariamente la oficina de prensa de la Diócesis de San Cristóbal publicará contenidos, en alianza con otros medios de comunicación de la región, para exponer los modelos de santidad, los cuales todos estamos llamados a imitar. (PrensaDiócesisSC)

Comment here