30.7 C
Venezuela
martes, octubre 4, 2022
HomeActualidadONU: ataque a la democracia y a la Iglesia en Nicaragua

ONU: ataque a la democracia y a la Iglesia en Nicaragua

Date:

NOTAS RELACIONADAS

Lotería del Táchira agasajó a los campeones de la Vuelta a la Juventud

La Asociación Vuelta de la Juventud también entregó Reconocimientos a los atletas y a los colaboradores, destacando el esfuerzo heroico del semillero del ciclismo.

12 personas han muerto por inmersión en menos de dos semanas en Táchira

 “Queremos informar que ya para la fecha, debido al...

Denuncian discriminación hacia estudiantes de colegio en San Cristóbal

Un representante quien prefirió resguardar su identidad le contó a Medios 24/7 que los menores de edad involucrados, habrían sido víctimas de bullying por parte de otros menores de edad

Papa Francisco pide Putin frenar la guerra contra Ucrania

"Por favor, hagamos respirar a las jóvenes generaciones el sano aire de la paz, no la contaminada de la guerra, que es una locura.

Con manifestaciones arranco año escolar en Táchira

Y es que el primer día de clases del periodo 2022-2023 arrancó con una manifestación en la ciudad capital, debido a los cambios realizados en estos planteles, en cuyos sitios las nuevas titulares no gozan con el apoyo de la comunidad, debido a una serie de irregularidades cometidas por las mismas.
spot_imgspot_img
Para Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, existe una grave obstrucción del espacio democrático en Nicaragua. Preocupan los ataques a la Iglesia y a las organizaciones de la sociedad civil. Mensajes de solidaridad llegan al Obispo de Matagalpa y a la Iglesia nicaragüense desde todo el mundo

El Secretario General de la ONU, António Guterres, tras conocer la noticia del allanamiento de la policía Nacional en la Curia Episcopal de Matagalpa, sacando con la fuerza a Mons. Rolando Álvarez, Obispo de la Diócesis y sus colaboradores, expresó su preocupación «por la grave obstrucción del espacio democrático y cívico en Nicaragua». Y agregó que esta operación en «el Palacio Episcopal de la Diócesis de Matagalpa no hace más que agravar estas preocupaciones».

Tras esta y las “recientes acciones contra la Iglesia católica y organizaciones civiles” Guterres exigió al Gobierno la liberación de todas las personas detenidas de forma arbitraria y reiteró su llamamiento al Ejecutivo de Daniel Ortega, se lee en el comunicado, para que garantice «la protección de los derechos humanos de todos los ciudadanos, particularmente los derechos universales de asamblea pacífica, libertad de asociación, pensamiento, conciencia y religión».

Solidaridad hacia la Iglesia de Nicaragua

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)  condenó «la escalada represiva en contra de integrantes de la Iglesia Católica en Nicaragua y urge al Estado a cesar de inmediato estos actos».  La CIDH, tras haber recibido la información  a través del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI), en un comunicado urge a «la liberación inmediata del obispo Mons. Rolando Álvarez y de las personas detenidas», y pide se garantice su vida e integridad personal. La CIDH, informa además que el pasado 17 de agosto, el sacerdote Uriel Vallejos habría sido «forzado a exiliarse después de permanecer más de tres días bajo asedio policial en la casa Curial de Sébaco. El 14 de agosto, el sacerdote Óscar Danilo Benavidez, párroco de la iglesia Espíritu Santo de Mulukukú, en el Caribe Norte, fue detenido arbitrariamente por agentes antimotines y; al día siguiente, el Ministerio Público habría solicitado ampliar el plazo de su detención por 90 días para realizar investigaciones. El 14 de agosto, los sacerdotes de los municipios de Rancho Grande y El Tuma fueron impedidos por agentes de la Policía, bajo amenazas, de trasladarse hacia la ciudad de Matagalpa para participar en celebraciones religiosas».

Tras detallar cada uno de los actos violentos que el gobierno ha sistemáticamente realizado contra la Iglesia de Nicaragua, la CIDH hace nuevamente un llamado al Estado de Nicaragua para que «cese los constantes ataques contra la Iglesia Católica. Asimismo, urge al Estado de Nicaragua a liberar a todas las personas que permanecen privadas de la libertad arbitrariamente y a cesar de inmediato la represión en el país».

Puedes leer:

Nicaragua. Alcanzar una convivencia respetuosa y pacífica con diálogo sincero

Dolor e indignación en la Iglesia del Mundo. En oración por la Iglesia en Nicaragua

Inmediatamente apenas se supo la noticia, junto con la Onu y la CIDH, la Iglesia latinoamericana, de los EEUU y del mundo,  denunció esta acción del gobierno contra Mons. Álvarez y sus colaboradores.

Secretariado Episcopal de América Central SEDAC

El Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC) expresó en un comunicado, su cercanía y total solidaridad con Mons. Rolando Álvarez Lagos, con la Conferencia Episcopal de Nicaragua y con toda la Iglesia nicaragüense. Los obispos centroamericanos pidieron que se abra un camino de solución al grave problema social a través de un diálogo sincero y convocaron al Pueblo de Dios de las Iglesias particulares en Centro América a unirse en oración por la paz en Nicaragua.

Conferencia Episcopal de Honduras

La Conferencia Episcopal de Honduras, envió a Vatican News una nota de los Obispos de Nicaragua en la que expresan su agradecimiento por el comunicado que emitió el Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC), en el que como obispos centroamericano manifestaron su cercanía y solidaridad con la Iglesia en Nicaragua. Los obispos de Honduras expresaron su dolor por el sufrimiento que está viviendo la iglesia nicaragüense, y sus oraciones.

En la nota, la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) agradece las muestras de fraternidad y solidaridad expresadas por el Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC), en relación a la difícil situación por la que están atravesando en el ejercicio de  su misión.  «Nos sentimos fortalecidos con sus oraciones y su cercanía de hermanos que caminamos juntos que estas tierras centroamericanas», se lee.

En fecha 25 de mayo los Obispos de la Conferencia Episcopal de Honduras (C.E.H.), manifestaron su solidaridad y cercania espiritual con los «hermanos Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (C.E.N.) y con todo el pueblo de Dios que peregrina en este pais hermano, en estos momentos dificiles, en que han venido sufriendo un creciente hostigamiento, agresiones y diversas formas de persecuci6n, por parte del actual Gobiemo, presidido por el Sr. Jose Daniel Ortega Saavedra», se lee en el comunicado.

En esa ocasión, los obispos hondureños se unieron en oración y espiritu de comunión,  junto a las otras Conferencias Episcopales que habían manifestado su preocupaci6n ante esta realidad. Reconocen y valoran el testimonio de «fidelidad y de perseverancia de la Iglesia que peregrina en Nicaragua, especialmente de sus pastores: Obispos y sacerdotes».

Por último se lee en la nota, la invitación a orar con «fe y esperanza a Dios, por intercesión de nuestra Santisima Madre, la Purisima Concepcion de Maria», para que vuelvan la armonia y el dialogo en todo el pueblo nicaragilense, superando las diferencias que puedan comprometer la paz y la fraternidad entre todos.

Más adelante, el 5 de agosto, en un mensaje dirigido al Presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Mons. Carlos Enrique Herrera, y día en que el Consejo Episcopal de América Latina y El Caribe había enviado un mensaje a los obispos de Nicaragua,  los obispos hondureños animaron a sus hermanos en el episcoado a seguir adelante en el cumplimiento de «su misión evangelizadora, a pesar de las nuevas dificultades que han surgido».

En esa ocasión, la Conferencia Episcopal de Honduras recordaba que «la libertad de expresión es un pilar fundamental, que garantiza la existencia de una democracia, que respeta los derechos y los promueve», y expresaron su esperanza que «muy pronto se abran caminos de diálogo y de paz con las autoridades, para resolver juntos esta situación dolorosa, que nos tiene a todos preocupados». Por útlimo aseguraron sus oraciones, invocando la intercesión de la Purísima Concepción, para que la alegria vuelva al pueblo de Nicaragua, y el «Evangelio sea predicado y vivido sin ninguna restricción, en bien del pueblo nicaragüense y de la Iglesia»

Conferencia Episcopal de Panamá

Apenas se supo la noticia del allanamiento de la Curia Episcopal, desde Panamá, Mons. José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá,  envió un comunicado a Vatican News, en donde se lee: “Clamamos liberación de Mons. Rolando Álvarez”:

“La Policía nicaragüense ha detenido a mi hermano en el episcopado, Monseñor Rolando Álvarez, Obispo de Matagalpa, tras irrupción a su sede episcopal. Los hechos aberrantes que rodean esta detención son motivo de alarma y dolor en toda la Iglesia Latinoamericana”.

A su vez el prelado panameño, se une a las voces que “claman por la libertad inmediata de Monseñor Rolando, y exigen se respete su dignidad como ser humano y prelado católico”.  Mons. Ulloa, por último, elevó una oración al “cielo por Nicaragua, su noble pueblo y su Iglesia que hoy sufre persecución”.

Ayer, el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Panamá envió un comunicado, en el que expresan los obispos su preocupación de ver el riesgo que corre la libertad religiosa en Nicaragua, manifestaron también su más profunda preocupación y repudio por la escala de violencia gubernamental hacia el pueblo y autoridades eclesiales en Nicaragua, que se han agudizado con la aprehensión este viernes 19 de agosto de monseñor Rolando Álvarez, Obispo de Matagalpa, de otros ministros consagrados y laicos de la Iglesia Católica.

Las acciones del gobierno nicaragüense, escudados bajo un operativo realizado con la finalidad de “recuperar la normalidad para la ciudadanía y las familias de Matagalpa”, pone en evidencia, se lee en la nota,  la violación de la libertad religiosa en este país con tradición cristiana. Por último los obispos de Panamá envían unas palabras de aliento a sus hermanos en el Epsicopado de Nicaragua:

«Amados del Señor, odien el mal, pues él cuida las almas de sus fieles y los libra de manos de malvados”. (Salmos 97, 10).  Que el Dios de la Vida y la Justicia, estimulen su valor y fortalezca sus almas, para que en medio de la persecución, se mantengan firmes en su vocación profética de denunciar la injusticia y construir el Reino de paz y amor.»

Te puede interesar:

Comunicado de la presidencia de la CEV ante la situación que hoy vive la Iglesia en Nicaragua

Conferencia Episcopal de Costa Rica

La Conferencia Episcopal de Costa Rica, también en un comunicado se solidariza y eleva una oración “al Señor de la paz en estos momentos de dolor e incertidumbre”. Además, los obispos hacen un llamado al respeto a la libertad religiosa, a la dignidad de las personas y a la misión de la Iglesia que en Nicaragua llevan adelante fieles laicos, religiosos y religiosas, sacerdotes y obispos:

“Los pastores de la Iglesia costarricense piden a Jesucristo, Príncipe de la Paz, que conceda este don a nuestra hermana nación. Confiados estamos en la promesa del Señor “yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo” (Mateo 28, 20), y mantenemos la esperanza para que él manifieste su fuerza y su gracia para superar los momentos de tribulación”.

Conferencia Episcopal de El Salvador

La Conferencia Episcopal de El Salvador expresa en un comunicado solidaridad con los obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos de Nicaragua; preocupación por la seguridad de los pastores, Mons. Rolando José Álvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa y Administrador Apostólico de la Diócesis de Estelí y del Pbro. Harving Padilla, Párroco de la Iglesia de San Juan Bautista, en la ciudad de Masaya.

En el texto, los obispos salvadoreños lamentan la situación social y política que atraviesa Nicaragua y comparten el “dolor de ese pueblo noble, trabajador y tan sufrido que aspira vehementemente a vivir en un clima de respeto pleno de sus derechos fundamentales para alcanzar una vida digna en consonancia con el reino de vida que Cristo vino a traer y que es incompatible con cualquier tipo de situación inhumana (cfr. DA 358)”.  Por último, unen sus oraciones con la Iglesia en Nicaragua, pidiendo a Dios por la paz, la comprensión, la tolerancia y el diálogo:

“Invocamos al Espíritu Santo en la solemnidad de Pentecostés para que la unidad y la armonía sean pronto una realidad en ese querido país, pues sólo el Espíritu, como nos dice el Papa Francisco… “reúne a los distantes, une a los alejados, trae de vuelta a los dispersos” (Solemnidad de Pentecostés, 9 de junio de 2019).   Que el Divino Salvador del Mundo, por intercesión de la Inmaculada Virgen María y de San Oscar Romero, proteja y bendiga a todos los nicaragüenses, concediéndoles mediante el diálogo y la colaboración de todos, la tan anhelada paz social en Nicaragua”.

Conferencia Episcopal de Venezuela

La presidencia de la Conferencia Episcopal de Venezuela, afirma que los obispos han seguido con «atención y preocupación los acontecimientos que han afectado a la hermana Iglesia en Nicaragua, y mostrado nuestra cercanía hacia ella». Además los han acompañado, en la oración, y siguen haciéndolo, «pidiendo a Dios por la pacífica superación de la situación de inquietud y tensión generada por el cierre de medios de comunicación, salida de religiosas, suspensión de actividades eclesiales, detención de sacerdotes y una actitud permanente de enfrentamiento con algunos miembros del episcopado».

Asimismo, los obispos venezolanos, deploran la situación que vive la Iglesia de Nicaragua, que se ha «agravado hasta llegar al desalojo por parte de los organismos del Estado y la detención de Mons. Rolando José Álvarez Lagos y de sus acompañantes de la Curia Episcopal de Matagalpa. Al deplorar tales acontecimientos, que son expresión no sólo de una actitud hostil hacia la Iglesia Católica sino del grave deterioro del estado de derecho y de las garantías ciudadanas que sufre hoy nuestro hermano país, unimos nuestras voces a todos aquellos que exigen hoy a las autoridades nicaragüenses el respeto de la vida, integridad y salud de todos los obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas, agentes de pastoral laicos, asegurando el pleno uso de sus derechos ciudadanos de movilización, expresión de las propias opiniones, y las garantías de libertad de culto y religión para todos».

Por último, los obispos de venezuela reiteran el compromiso fraterno, la comunión y solidaridad de la Conferencia Episcopal de Venezuela con el episcopado nicaragüense y todos los miembros de la Iglesia en Nicaragua. E imploran sobre los Obispos y sacerdotes, la sabiduría y la fortaleza dones del Espíritu Santo para que puedan cumplir a cabalidad su tarea de padres y pastores de todos». Al sus obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos y fieles invitan a perseverar en la oración por la Iglesia en Nicaragua.

Conferencia Episcopal de Puerto Rico

En su mensaje de solidaridad a la Iglesia de Nicaragua, la Conferencia Episcopal Puertorriqueña ha enviado un mensaje en el recuerda que para que “se dé un clima de diálogo es indispensable el cese de la violencia y la agresión y que se garanticen los derechos constitucionales de todos los nicaragüenses, y en el caso de los extranjeros, de los que allí se han insertado legítimamente en la sociedad para realizar la obra humanitaria y religiosa para la que se les admitió al país”. Además, advierten que “el confinamiento de Mons. Rolando Álvarez, Obispo de Matagalpa, ha escalado la animadversión a niveles muy peligrosos”.

Conferencia de Obispos Católicos de Cuba

La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) ve con preocupación lo sucedido con la Iglesia de Nicaragua, y se unen en oración con la  Iglesia de Nicaragua, y acompañan «con todo el afecto fraterno a la Iglesia de Dios en Nicaragua”, y agregan:

“Agradecemos el testimonio de fidelidad a Cristo y a los humildes que están ofreciendo. La comunión que han mantenido en medio de las pruebas y la serena confianza en el Señor Resucitado que están proclamando en estas horas de cruz”.

Conferencia Episcopal del Perú

Los Obispos del Perú, expresaron su solidaridad y cercanía al Episcopado y a los fieles católicos de este país: “En esta hora de testimonio martirial que vive el hermano pueblo de Nicaragua en fidelidad a los valores del Evangelio y en defensa de la dignidad de la persona humana», se lee en el mensaje, los obispos peruanos «acompañan de modo particular, con su oración, a quienes han sido privados de su libertad”. El mensaje fue hecho público en el marco de su 123º Asamblea Plenaria, celebrada en Lima del 15 al 18 de agosto, y fue reiterado en un tuit que envió la Conferencia Episcopal el viernes 19 de agosto, en el que reafirmaron su apoyo y solidaridad con Nicaragua y su Iglesia, que en estos momentos atraviesa una crisis.

Los pastores han visto “con tristeza, por los medios de comunicación, la agresión y destrucción de imágenes y símbolos religiosos católicos, golpeando con ello no solamente la sensibilidad religiosa de un pueblo creyente, sino también ofendiendo las raíces cristianas que constituyen la idiosincrasia de esta nación”. Como bien acotan los prelados, “la violencia nunca ha construido, solamente ha sembrado las semillas de la pobreza y el odio”. Por el contrario, la violencia “rompe la armonía, el respeto y la paz que necesitan nuestros pueblos para alcanzar el desarrollo integral y la amistad social”, puntualizan.  “En medio del dolor y del perdón, manifiesta la CEP, que llena el corazón de los católicos nicaragüenses, se eleva un clamor de justicia y respeto que le permita poder expresar sus propias convicciones con la libertad de quienes viven en una verdadera democracia”.  Al final del mensaje, los obispos aseguran su unión de oraciones con la nación hermana y piden a la Inmaculada Concepción de María, Patrona de Nicaragua, «que sostenga la fe y la esperanza del querido pueblo de Nicaragua”.

Conferencia del Episcopado Mexicano

«Ante la privación ilegal de la libertad» de Mons. Rolando José Álvarez, obispo de Matagalpa, la Conferencia del Episcopado Mexicano reitera su cercanía y solidaridad con el pueblo y la Iglesia en Nicaragua. En su mensaje los obispos mexicanos «lamentan profundamente la delicada situación que se vive y que se ha ido agravando día tras día». Y expresaron, que con firme esperanza confían que las autoridades nicaragüenses «recapaciten y retomen el respeto a las garantías individuales de cada persona», se lee, cesando así el deterioro que ha provocado esta privación de la libertad, lo que demuestra «un grave atentado a los derechos humanos fundamentales de toda persona, como son la libertad de expresión y la libertad religiosa».

«En unidad con la Iglesia universal, alzamos nuestra voz como lo han hecho otras Conferencias Episcopales de Latinoamérica del resto del mundo para exigir la inmediata liberación de Mons. Alvarez de sus colaboradores. De igual modo instamos a las autoridades nicaragüenses a la procuración, respeto y garantía de los Derechos Humanos para todos sus pobladores».

Por último exhortan al pueblo de México a unirse en oración, para que, por intercesión de Santa María de Guadalupe, Emperatriz de América, se restablezca la libertad para la Iglesia para todo el querido pueblo nicaragüense.

Comité de Justicia y Paz Internacional de la Conferencia de Obispos Católicos de EEUU

Mons. David J. Malloy de Rockford, presidente del Comité de Justicia y Paz Internacional de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), al expresar su solidaridad con la Iglesia en Nicaragua, recordó cuando el Vicario Apostólico de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, el arzobispo Timothy P. Broglio, viajó a Nicaragua en el 2018 para expresar la solidaridad de la USCCB con los obispos de ese país, y expresó en su homilía en la Catedral de Managua:  ‘Veo el compromiso de sus obispos como un signo del amor de Dios.’

Al respecto, Mons. Malloy de Rockford señaló que, en las últimas semanas, los obispos nicaragüenses han demostrado, una vez más, la validez duradera de ese sentimiento. También retomó las palabras de Monseñor Juan Antonio Cruz Serrano, Observador Permanente de la Santa Sede ante la Organización de Estados Americanos, cuando declaró recientemente que ‘la Santa Sede no puede dejar de expresar su preocupación’, e hizo un llamamiento ‘a las partes para que encuentren caminos de entendimiento, basados en el respeto y la confianza mutua, buscando ante todo el bien común y la paz’.

Por último, el presidente del Comité Justicia y Paz Internacional, expresó la firme solidaridad con los obispos nicaragüenses, sacerdotes y misioneros extranjeros, “en su vocación de anunciar libremente el Evangelio y vivir la fe. La fe del pueblo nicaragüense, que se solidariza con sus obispos y sacerdotes, es una inspiración para todos nosotros”, afirmó.

La Orden de los Padres Carmelitas

El Padre de la Orden de los Padres Carmelitas, padre Miguel Márquez Calle: «el Carmelo Descalzo arropa y abraza a la Iglesia y al pueblo nicaragüense. Hoy todos nosotros somos Nicaragua». Con estas palabras inicia el mensaje del padre General expresando, de parte de los Carmelitas la plena solidaridad con la Iglesia nicaragüense, «que padece por ser fiel al evangelio y por defender la dignidad y libertad de cada ser humano. Quiero pedir a toda la Orden que oremos unidos, que seamos ‘resistencia misericordiosa ‘ y perseverante». Ante la captura violenta por la policía contra Mons. Álvarez, el Carmelita Descalzo, padre Miguel Márquez, expresó su dolor ante este nuevo sufrimiento del pueblo de Nicaragua, que ha sido «privado de otro pastor fiel servidor del Evangelio», e invitó a orar por «este obispo, defensor de la dignidad humana en nombre de Cristo, para que su integridad sea respetada y que sea liberado de inmediato».

El religioso, afirmó que la espiritualidad y la oración en el Carmelo son siempre fuente de verdad y de valentía para estar con la Iglesia, con los que sufren y con los pobres, y que en Nicaragua tienen una parroquia y un Monasterio de carmelitas y carmelitas seglares:

«Presencias, como tantas y tantas en Nicaragua, con el único interés de vivir y anunciar el evangelio con la vida y el cuidado de la dignidad de cada ser humano, y su libertad, con la oración y la gratuidad. Con los carmelitas descalzos, las descalzas y los carmelitas seglares encendemos nuestra lámpara pidiendo luz, sabiduría, humildad y escucha, para los que tienen la autoridad de servir para defender la libertad y la verdad».

Al final de su mensaje una conmovedora petición: «Querida Iglesia de Nicaragua, con Teresa de Jesús y Juan de la Cruz, con todos los Santos del Carmelo queremos invocar y pedir para vosotros la audacia humilde y la frescura de los que están entre el pueblo para dar vida y ser sembradores de semillas de fraternidad y reconciliación. Acogemos vuestro dolor y vuestra inquietud. Oramos insistentemente, sin desfallecer, sin desanimarnos, para que en cada pueblo, en cada país, en Nicaragua y en toda América Latina se encuentren siempre caminos de paz, de diálogo, de respeto, de convivencia en la diversidad, de Fe y Esperanza, y el evangelio siga siendo semilla  de paz en la verdad».

Confederación Latinoamericana de Religiosos, CLAR

Por su parte, la Confederación Latinoamericana de Religiosos, la CLAR, expresa «su cercanía, solidaridad y apoyo con el pueblo de Dios que peregrina en Nicaragua». «Frente a este tiempo de prueba y sufrimiento nos unimos a las distintas manifestaciones de solidaridad y de oración para que las más auténticas expresiones del Reino de justicia, paz y fraternidad resplandezcan siempre», asegura en un tuit publicado este sábado de madrugada.

Conferencia Episcopal Española

Desde España, el Card.  Juan José Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española envió una carta a Mons. Carlos Enrique Herrera, obispo de Jinotega, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua. Según el sitio de la Conferencia Episcopal Española, en la carta se expresa la preocupación de los obispos españoles, que han estado «siguiendo con preocupación las noticias sobre la situación grave que está viviendo la Iglesia nicaragüense en su misión de anuncio del Evangelio y las dificultades que está poniendo el gobierno a esta misión con el cierre de las emisoras parroquiales y del Canal Católica de la Conferencia Episcopal y los obstáculos que ponen las fuerzas policiales para el acceso de los fieles a los templos y con la detención de sacerdotes».

Una situación, agravada, se lee en el sitio oficial del Episcopado, con «la detención y secuestro»… del Sr. Obispo de Matagalpa, Mons. Rolando José Álvarez junto a las personas que le acompañaban en la curia episcopal. «Las circunstancias y el contexto de estas detenciones son realmente preocupantes pues se producen en un momento de grave deterioro de los derechos humanos en el país”.

«Ante esta situación injusta y antidemocrática, el Card. Omella envía a la Conferencia Episcopal de Nicaragua la oración y el deseo de una liberación inmediata de Mons. Rolando Álvarez, así como el respeto a su persona y a su misión». Además piden «a quien corresponde velar por el bien de los ciudadanos nicaragüenses, la libertad de todos sus acompañantes y, en general, de todo el pueblo sumido en estos tiempos en una dolorosa falta de libertad”. Y por último, el purpurado, pide al pueblo católico español, unirse en oración con el pueblo nicaragüense,, ante la Virgen María en su Inmaculada Concepción, para que se produzca pronto, se lee,  la deseada libertad para las personas presas, así como el restablecimiento de la libertad para la Iglesia y para todo el querido pueblo nicaragüense”.

Conferencia Episcopal Italiana

El Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana,  Card. Matteo Zuppi, envió a Mons. Carlos Enrique Herrera Gutiérrez, Presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, una carta en el que le expresa en nombre de los Obispos italianos, su cercanía y solidaridad con el Episcopado y con toda la Iglesia nicaragüense:

«Recibimos con consternación e incredulidad las noticias de las duras persecuciones que el Pueblo de Dios y sus pastores están sufriendo por su fidelidad al Evangelio de la justicia y la paz. En las últimas semanas, hemos seguido con preocupación las decisiones adoptadas por el gobierno contra la comunidad cristiana, incluso mediante el uso de la fuerza por parte de las fuerzas militares y policiales. Últimamente hemos conocido la detención de S.E. Mons. Rolando José Álvarez Lagos, Obispo de Matagalpa, junto con otras personas, entre ellas sacerdotes, seminaristas y laicos. Se trata de un acto muy grave, que no nos deja insensibles y que nos lleva a mantener alta nuestra atención sobre lo que les ocurre a estos hermanos nuestros en la fe».

El purpurado en su carta expresa su preocupación ante las circunstancias y el contexto de estas detenciones, «no sólo porque se dirigen a cristianos a los que se les impide el ejercicio legítimo de sus creencias, sino también porque se producen en un momento en que los derechos humanos más básicos parecen estar gravemente amenazados», se lee.  La Conferencia Episcopal Italiana se suma a las «demandas de la comunidad internacional, que también han encontrado voz en las recientes declaraciones del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres»,  y piden a los dirigentes políticos que garanticen la libertad de culto y de opinión no sólo a los miembros de la Iglesia católica, sino a todos los ciudadanos. Y La Conferencia Episcopal Italiana asegura sus oraciones y su constante atención a los acontecimientos que les afectan en este momento de especial sufrimiento.

 

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

NOTAS RELACIONADAS

Lotería del Táchira agasajó a los campeones de la Vuelta a la Juventud

La Asociación Vuelta de la Juventud también entregó Reconocimientos a los atletas y a los colaboradores, destacando el esfuerzo heroico del semillero del ciclismo.

12 personas han muerto por inmersión en menos de dos semanas en Táchira

 “Queremos informar que ya para la fecha, debido al...

Denuncian discriminación hacia estudiantes de colegio en San Cristóbal

Un representante quien prefirió resguardar su identidad le contó a Medios 24/7 que los menores de edad involucrados, habrían sido víctimas de bullying por parte de otros menores de edad

Papa Francisco pide Putin frenar la guerra contra Ucrania

"Por favor, hagamos respirar a las jóvenes generaciones el sano aire de la paz, no la contaminada de la guerra, que es una locura.

Con manifestaciones arranco año escolar en Táchira

Y es que el primer día de clases del periodo 2022-2023 arrancó con una manifestación en la ciudad capital, debido a los cambios realizados en estos planteles, en cuyos sitios las nuevas titulares no gozan con el apoyo de la comunidad, debido a una serie de irregularidades cometidas por las mismas.

DC.RADIO

RECIENTES

spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

A %d blogueros les gusta esto: