Espiritualidad

Santo de hoy 12 de julio

Juan

El Santo del día es una reseña diaria de los santos guardados en la memoria de la Iglesia. Historias de maestros de vida cristiana de todas las épocas que como faros luminosos orientan nuestro camino.

Santo de la Iglesia Católica, abad y fundador de la congregación de Valleumbrosa, nacido en Florencia hacia 995 y muerto en Pasiniano el 12 de julio de 1073, día en el que se celebra su festividad.

Perteneciente a la noble familia florentina de los Visdomini, Juan recibió una educación caballeresca. Según la leyenda, su vocación religiosa salió a la luz un Viernes Santo, cuando el asesino de uno de sus caballeros le pidió perdón; a pesar de la oposición paterna, Juan ingresó en la abadía benedictina de San Miniato, en Florencia, donde llevó una vida de oración y austeridad.

Puedes leer:
Diócesis de San Cristóbal participó en la II Asamblea Nacional de Pastoral

A la muerte del abad de San Miniato fue elegido por los monjes de la congregación para que le sustituyese, pero Juan rechazó la oferta, prefiriendo la seguridad de la obediencia a la gloria del mando. La dignidad abacial fue comprada al arzobispo de Florencia por un religioso de San Miniato, de laxas costumbres y Juan, en un momento antes de 1027, abandonó Florencia y fue a los Apeninos, a vivir en comunidad con los monjes del yermo de Camáldula, donde, a su juicio, aún no había llegado la corrupción.

Animado por un afán de reforma, en 1038 Juan fundó un monasterio en un espeso valle cercano a Florencia, el de Valleumbrosa, y le dio la regla de San Benito. Pronto se extendió la fama de su santidad y muchas personas fueron a Valleumbrosa para vivir bajo su disciplina.

Bajo la influencia de éstos monjes, muchos centros religiosos fueron reformados y también se crearon algunos de nueva planta, como los de Salvi, Moscheta y Pasiniano, donde se crearon hospicios para el cuidado de pobres y enfermos.

Te puede interesar:
Venezuela. Una parroquia misionera y en salida para los nuevos tiempos

Juan fue muy celoso de que en todos estos centros se observase la santa pobreza y además hizo provisiones que permitían a los conversos entrar en las congregaciones, en orden a liberar a los monjes de los trabajos manuales. Todas estas casas fueron colocadas bajo la autoridad de un simple abad general.

Las reformas iniciadas por Juan Gualberto le llevaron a enfrentarse al arzobispo de Florencia, Pietro Mezzabarba, un notorio simoníaco. Juan fue canonizado en 1193 por el papa Celestino III. Sus restos descansan en la iglesia del monasterio de Pasiniano, fundado por él mismo.

Comment here