29.2 C
Venezuela
martes, diciembre 6, 2022
HomeOpiniónLa Doctrina de la Iglesia y la Consolidación de la Democracia en...

La Doctrina de la Iglesia y la Consolidación de la Democracia en Venezuela

Date:

NOTAS RELACIONADAS

San Nicolás de Bari, el verdadero Santa Claus

Es justo a este Santo que se le debe el origen de la figura de San Nicolás o Santa Claus como se le conoce a nivel mundial, sí, ese personaje que trae los regalos a los pequeños si se portan bien para la fecha de navidad.

Evangelio de hoy

A continuación, primera lectura, salmo y evangelio de este seis de noviembre.

Conozca las palabras de la Virgen María en la Biblia

La Biblia relata pocas palabras de la Virgen María. Atenta a la Palabra de Dios, «meditaba en su corazón» (Lc 2,19), advierte san Lucas en el momento del nacimiento de Jesús. 

ELMI, una escuela para el liderazgo cristiano

La Escuela de Líderes Misioneros -ELMI-, tiene como objetivo contribuir en la formación integral de la juventud que la capacite para el ejercicio de un liderazgo cristiano al servicio de la transformación de la sociedad y para la evangelización de los entornos juveniles y de las realidades misioneras.

Día internacional de Voluntariado

Cada cinco de diciembre, se celebra el Día Internacional del Voluntariado para reconocer y promover el incansable trabajo, de aquellas personas que dedican tiempo y esfuerzo para asegurar la inclusión de quienes con frecuencia son dejados atrás.
spot_imgspot_img

La Iglesia católica en Venezuela durante la dictadura de M. Pérez Jiménez (1952-1958) vivió un silencio prudente. Solo fue de gran impacto el suceso de la Carta Pastoral de mons. Arias Blanco, que defendió la ortodoxia de la DSI e inició un camino hacia la caída del dictador.

¿LA IGLESIA EN ESTE CONTEXTO DEMOCRÁTICO QUE INICIABA, QUÉ APORTE OFRECÍA?

La lucha de los partidos políticos contra el militarismo y el comunismo encontró en la Iglesia su mejor aliado. Es la época del Pacto de Punto Fijo. Ella se activó en la constitución de un nuevo gobierno que hiciera gobernable el país por la vía del diálogo y la alianza, siendo un factor de pacificación y acompañamiento con líneas desde la moral cristiana y la DSI, asumió un compromiso evangelizador con la persona humana de todos los habitantes de la patria.

LA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA (CEV) pretendió iluminar, desde la vivencia del Evangelio, la situación nacional. Analizó aspectos de la vida nacional en la CARTA PASTORAL COLECTIVA (CPC) dirigida luego de los sucesos ocurridos el 23 de enero de 1958, con la creación de la Junta de Gobierno e inicio de la Democracia. Allí se encuentran dos apartados que nos ayudan a profundizar este momento histórico: El primero los católicos y la vida pública. El segundo la Iglesia y los partidos políticos.

Le puede interesar: La Rerum Novarum de Venezuela carta pastoral de Mons. Arias Blanco (01 mayo 1957)

La Iglesia buscó la alternativa de la patria y dentro de su misión «aprobó cuanto se hacía en favor de la sociedad y levantó su voz energética y serena cuando el bienestar común comenzó a sufrir serios quebrantos». Este documento se centró sobre la dignidad de la persona y allí «los obispos subrayan el alcance de la democracia y la hacen gravitar en el diálogo».

Esta CARTA PASTORAL indica que la efectividad de un régimen no depende de su estructura externa, más de sus ciudadanos, que no deben ser reducidos a objeto de la vida social, más ser agentes, fundamento y su fin. Un diálogo entre ciudadanos y gobierno es índice de equilibrio y vigor de la democracia, este diálogo insiste la CPC supone la capacidad de formarse para el bien común.

Asimismo, hace una DESCRIPCIÓN DE LA CLASE DIRIGENTE QUE NECESITA VENEZUELA, indicando que deben distinguirse por su elevación moral, su sentido práctico y capacidad intelectual, ser hombres de convicciones cristianas, doctrina clara, carácter firme y recta intención del deber a cumplir, que puedan atender particularidades sin lesionar el bien del pueblo encomendado, ya que donde falten, otros ocuparán su lugar y convertirán la política en ambición de intereses personales que desvirtúan la búsqueda del bien común.

La misiva indica que LA PATRIA ESTÁ EN CONTINUA RENOVACIÓN Y NO ES UNA OBRA TERMINADA, de allí la responsabilidad «fundamental e insustituible de la Iglesia en la sólida formación moral. El vicio y la corrupción causan la degeneración de la Patria». Recuerda que existen dos vicios: «la tiranía de los gobernantes y la anarquía de los gobernados» por ello, el gobernante que se preocupa por el bien común, con honestidad moral, llevará su obra a buen término

Lee también: Sínodo. Grech: No impulsamos agendas, escuchamos sin excluir

Esta CARTA PASTORAL resalta que EL CATÓLICO ES UN CIUDADANO que debe vivir «la ley de la caridad social y procurar que toda la vida de la República esté regulada por principios cristianos», no por intereses partidistas, sino del bien común que debe buscar la Iglesia, la cual no puede ser culpable de este mal.

Asimismo, indica: «nada impide en una misma nación la existencia simultánea de diversos partidos inspirados en los principios cristianos», expresando su apoyo a la pluralidad partidista, que es fuerza motriz para la democracia.

CON ESTE SEGUNDO DOCUMENTO SOCIAL QUE LA IGLESIA OFRECÍA EN DEMOCRACIA, orientaba la presencia de los católicos en la vida pública y daba líneas de formación de la clase dirigente, que desarrollaría este proceso político. De igual manera indica sobre los sindicatos, que la patria vive un momento para la sindicalización obrera, libre de la intervención del Estado y los partidos políticos. Durante esta etapa democrática los obispos anunciaron y previnieron muchas cosas que hoy son realidad.

1960 DÉCADA DE GRANDES ACONTECIMIENTOS:

A NIVEL MUNDIAL el Concilio Vaticano II y la difusión del pensamiento cristiano de las encíclicas de san Juan XXIII y san Pablo VI, el pensamiento de filósofos franceses cristianos como J. Maritain y E. Mounier, el avance de las telecomunicaciones, la guerra de Vietnam, la llegada a la luna, el mayo francés. En América Latina el renacer de algunos regímenes democráticos, la revolución cubana, la Conferencia de Medellín y planteamientos del socialcristianismo chileno.

EN VENEZUELA, crece la democracia, el problema de la guerrilla y se da paso de un gobierno (AD) a otro (COPEI). En la Iglesia de da el cese del Patronato, el logro del Convenio Iglesia-Estado (1964) y se crean nuevas diócesis. La educación impartida por jesuitas inició una generación de activistas sociales y políticos, con un trabajo en los sectores pobres, por medio de círculos de estudios, retiros y seminarios, que incentivaban la participación como método práctico y democrático para la evaluación y posteriores tomas de decisiones. El Centro Gumilla en Caracas promovió este método con folletos sobre cooperativismo, que fueron asumidos por colectivos sociales en Carora, Portuguesa y en Petare (Caracas).

EL EPISCOPADO VENEZOLANO EMITIÓ CINCO DOCUMENTOS DE CORTE SOCIAL EN ESTE CONTEXTO

Uno de ellos, fue en 1960 sobre el surgimiento de LA ACTIVIDAD GUERRILLERA. La CEV insiste en la incompatibilidad del comunismo con el cristianismo y en la necesidad de reafirmar la DSI. Allí reafirman que la DSI se basa en la justicia, la caridad y el respeto por la persona humana, advirtiendo la preocupación frente a la ideologización del comunismo en estudiantes. Expresaba en la Carta Pastoral de 1960:

«El catolicismo y el comunismo son dos doctrinas abiertamente incompatibles. El marxismo está basado en una concepción materialista del hombre y de la vida, rechaza todo valor transcendente y en consecuencia niega la idea de Dios y de la religión; subordina totalmente el hombre al Estado, despoja al hombre de su libertad, principio espiritual de su conducta moral. No es posible, pues, permanecer cristiano y aceptar el sistema marxista, que es inhumano, engañoso y opuesto a las demás genuinas y nobles tradiciones del pueblo venezolano».

LA INVITACIÓN ERA DAR A CONOCER LA DSI, por parte de quienes tenían responsabilidad de carácter social, indicando que los ciudadanos deben «dar al orden político una forma y contenido auténticamente humano y cristiano», contrarrestando así las doctrinas del comunismo que amenazaban a Venezuela.

En 1962 la CEV antes de partir al CVII, por medio de una CARTA PASTORAL COLECTIVA INVITÓ A LOS FIELES A INTERVENIR EN POLÍTICA, afiliándose a partidos políticos, cuidando que tanto en su ideología, como en sus métodos no contradijeran la fe y la moral, ya que, si un católico se abstuviera de esta participación, no solo faltaría a su deber cívico, sino cristiano, indicando que «en nuestros días, esta intervención parece necesaria, para infundir el espíritu cristiano en las estructuras sociales».

INVITABAN A QUE GOBERNANTES Y CIUDADANOS se esmeraran en crear un ambiente de concordia y respeto, para hacer frente al comunismo que asechaba a los estudiantes, presentándose como un paladín de anhelos y reivindicaciones populares.

Estas indicaciones presentaban líneas de protagonismo social para el progreso del proceso democrático. LA IGLESIA ASUMÍA SU ROL DE FORMAR CONCIENCIAS, luego de un tiempo de silencio, era de aplaudir su liderazgo en el ad extra social, sobre todo por las influencias marxistas que iniciaban a entrometerse en la vida social y política del país, como consecuencia de la revolución cubana. En este mismo momento, el anuncio del Concilio Vaticano II significó, según nos comenta M. Moronta:

«Una señal de esperanza para la Iglesia. Esto se sentiría igualmente en nuestro país. El Magisterio episcopal de esos años es rico en enseñanzas y preparación para los católicos sobre el significado de este magno encuentro eclesial […] La recepción del Concilio inicialmente fue rápida. Sobre todo, porque se acogieron las primeras directrices con animación e interés […] la apertura en diversos campos y la perspectiva de renovación promovida por Juan XXIII y Pablo VI. Algunas realizaciones eclesiales y evangelizadoras se iniciaron en Venezuela en esos tiempos: la creación de las “Vicarías Parroquiales” dirigidas por religiosas, la incrementación de la presencia evangelizadora y caritativa de la Iglesia en ambientes populares, el fortalecimiento de la educación católica, con énfasis en los sectores populares, la promoción del apostolado de los laicos, sobre todo desde el apoyo de algunos movimientos de apostolado seglar. Sin embargo, el crecimiento vocacional no era tan fuerte, las comunidades eclesiales de base no terminaban de abrirse camino».

Bibliografía consultada: – Conferencia Episcopal Venezolana, Carta Pastoral Colectiva del episcopado en la oportunidad de los nuevos horizontes que se abren a la patria después de la caída del régimen imperante en enero de 1958 (15 junio 1958), en Compañeros de camino. Cartas, instrucciones y mensajes, I, Trípode, Caracas 2000, 7-33. – Conferencia Episcopal Venezolana, Posición del episcopado ante los problemas de carácter religioso y moral provenientes de la actual situación social y económica de Venezuela (30 julio 1960), en Compañeros de camino. Cartas, instrucciones y mensajes (1958-1979), I, 74. – Conferencia Episcopal Venezolana, Carta Pastoral Colectiva del episcopado antes de marchar a Roma para asistir al Concilio Vaticano II (08 septiembre 1962), en Compañeros de camino. Cartas, instrucciones y mensajes (1958-1979), I, 95-97. – López Maya M., Iglesia católica y democracia participativa y protagónica en Venezuela, 46 – Moronta M., Solidarios con Venezuela. Documentos sociales del episcopado venezolano (1958-1992), Trípode, Caracas 1993, 12-15 -Moronta M., El camino de una Iglesia, en SIC 760/2013, 509-510. -Rodríguez W., La Iglesia venezolana entre los siglos XIX-XX, 583-585.

NOTAS RELACIONADAS

San Nicolás de Bari, el verdadero Santa Claus

Es justo a este Santo que se le debe el origen de la figura de San Nicolás o Santa Claus como se le conoce a nivel mundial, sí, ese personaje que trae los regalos a los pequeños si se portan bien para la fecha de navidad.

Evangelio de hoy

A continuación, primera lectura, salmo y evangelio de este seis de noviembre.

Conozca las palabras de la Virgen María en la Biblia

La Biblia relata pocas palabras de la Virgen María. Atenta a la Palabra de Dios, «meditaba en su corazón» (Lc 2,19), advierte san Lucas en el momento del nacimiento de Jesús. 

ELMI, una escuela para el liderazgo cristiano

La Escuela de Líderes Misioneros -ELMI-, tiene como objetivo contribuir en la formación integral de la juventud que la capacite para el ejercicio de un liderazgo cristiano al servicio de la transformación de la sociedad y para la evangelización de los entornos juveniles y de las realidades misioneras.

Día internacional de Voluntariado

Cada cinco de diciembre, se celebra el Día Internacional del Voluntariado para reconocer y promover el incansable trabajo, de aquellas personas que dedican tiempo y esfuerzo para asegurar la inclusión de quienes con frecuencia son dejados atrás.

DC.RADIO

RECIENTES

spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

A %d blogueros les gusta esto: