26.3 C
Venezuela
domingo, febrero 25, 2024
HomeIglesiaDiaconado permanente al servicio de Cristo en la Iglesia

Diaconado permanente al servicio de Cristo en la Iglesia

Date:

NOTAS RELACIONADAS

Evangelio de hoy

A continuación, lecturas, salmo, y evangelio de este domingo 25 de febrero. 

En la intimidad del Señor

En las palabras de los discípulos podemos suponer que no sólo se trataba de una simple invitación a entrar en la casa, sino a entrar en su vida, en su corazón que, como sabemos, es la intimidad misma de todo hombre.

La familia es el primer escenario de conversión

El llamado a la conversión se intensifica durante el tiempo litúrgico de cuaresma y en ese sentido, es pertinente reflexionar sobre el rol de la familia, como núcleo de la sociedad y como iglesia doméstica, en el camino de oración, ayuno y caridad que prepara a los cristianos para celebrar la pascua del Señor.

Cátedra de San Pedro: «Y yo te digo, tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi Iglesia»

La cátedra de San Pedro es una tradición de vieja data que se gestó en Roma desde el siglo III, con la cual se agradece a Dios por la misión encomendada al apóstol San Pedro y a sus sucesores.

Desde hace cuatro meses en barrio 4 de Julio esperan agua

Habitantes del barrio 4 de Julio, en el municipio Pedro Maria Ureña denunciaron la persistente falta de agua por tubería, lo cual afecta el bienestar de las familias que habitan en esa comunidad.
spot_imgspot_img

En la Iglesia, a lo largo de la historia, el servicio de los diáconos ha asumido múltiples modalidades para resolver las diferentes necesidades de la comunidad cristiana y permitir a ésta ejercer su misión de caridad.

Es por ello que se cuenta con el diaconado en orden a la ordenación presbiteral, y el diaconado permanente, siendo este último el que corresponde a aquellos varones, llamados por la Iglesia a través de la persona del Obispo, para servir a partir del ministerio recibido, más allá del compromiso en la vida de la Iglesia, configurados con Cristo siervo, según información dada a conocer por el presbítero, Juan Carlos Gómez Yánez, miembro del Equipo de Formadores para los candidatos al Diaconado Permanente  en la Diócesis de San Cristóbal.

Aclaró que eldiácono es un ministerio, es una persona que es elegida para ser ministro de la Iglesia, los cuales son diversos, entre ellos el ministerio del catequista, ministerio de la Palabra, Ministerio Extraordinario de la Sagrada Comunión, y el ministerio sacerdotal, todos estos en orden al servicio del pueblo santo de Dios.

Le puede interesar. El Papa a Padres Marianos: Promover la caridad y unidad entre religiosos y fieles

“Los ministerios no existen en la Iglesia para cubrir la escasez de sacerdotes, tampoco son un desglose del ministerio sacerdotal, o ayudantes instrumentales en las comunidades y parroquias, al contrario, son un desarrollo del carácter bautismal, asumiendo servicios concretos encomendados por el Obispo y desarrollados en sus comunidades, en comunión con él y sus pastores” dijo.

Su propósito es servir en comunión con su Obispo y su Iglesia en la construcción del reino de Dios, sin intereses ni fines personales. Cada diácono debe ser llamado por Dios a servir en este ministerio, cuya vocación es identificada y alimentada a través de la oración, el discernimiento, el estudio, y la comunicación abierta con la esposa, los hijos, el párroco, los amigos y los feligreses de la parroquia.

“Dicho llamado requiere una toma de conciencia de que Dios está pidiendo un compromiso de por vida para servir a su pueblo como un ministro ordenado de la Iglesia, y es la Iglesia en la persona del Obispo quien elige y acepta este llamado” expresó.

Si un hombre siente ese llamado divino, es necesario que ingrese en un itinerario de formación que dura varios años, para discernir si ese llamado es auténtico. La formación, en este sentido, es una jornada de descubrimiento y conocimiento personal, profundización en la fe y aprendizaje continuo que le ayudará a decidir si el llamado que siente es al diaconado y si desea seguirlo.

Lee también-. ¿Por qué la familia es Iglesia Doméstica?

Si un hombre casado es llamado al diaconado, su esposa debe estar de acuerdo y apoyar su decisión de preparación y ordenación. Si ella no está de acuerdo, no puede ser recibido para la formación y preparación correspondiente.

Para ser candidato, comentó Gómez que se exige que sus cualidades sean cada día alimentadas a través de la oración, la formación académica, la dedicación y celo pastoral, y la fraternidad y vida comunitaria.

“Un gran amor por Dios y su Iglesia, vocación de servicio, entrega total sin búsqueda de intereses personales o de mostrarse como alguien superior, con profunda vida interior y que tenga presente que este es un camino de perfección” apuntó.

Para ser elegidos como candidatos al diaconado permanente, deben tener mínimo 47 años de edad, si están casados, deben estar de acuerdo su esposa y sus hijos (si los hay), los hijos deben ser mayores de 18 años, y si son solteros, deben de permanecer célibes por el resto de sus vidas (no se podrán casar). No hay excepción para esta regla.

Desarrollo

El diaconado permanente nació como una iniciativa pastoral del Obispo, Monseñor Mario Moronta, la cual se concretó el pasado año 2019, con la finalidad de complementar, ampliar y promover la nueva evangelización, la renovación espiritual y pastoral, a través de este ministerio que la Iglesia ha tenido desde la época de los apóstoles, y con el objeto de mejorar el ejercicio de la triple ministerialidad: la palabra, liturgia y caridad.

El presbítero, Luis Merchán, miembro del Equipo de Formadores para los candidatos al Diaconado Permanente en la Diócesis de San Cristóbal, señaló que los diáconos son un ejemplo de la interdependencia de la adoración y el servicio en la vida de la iglesia.

La formación se lleva a cabo a través de un proceso gradual dividido en varias etapas. Se inicia con una serie de conversaciones con los interesados, dirigido a la consolidación de la ilusión por ser diácono permanente.

Posteriormente, se debe elaborar la solicitud formal, que viene acompañada de un informe de presentación hecho por el párroco, el cual requiere la confirmación o aprobación del Obispo. A la solicitud se unen los documentos oficiales requeridos por la Diócesis, entre los que se destaca la aprobación y compromiso por parte de la esposa del candidato.

Los aspirantes pueden provenir de todos los ambientes sociales y ejercer cualquier actividad laboral o profesional a condición de que ésta, según las normas de la Iglesia y del juicio prudente del Obispo, no desdiga del estado diaconal, además, dicha actividad debe conciliarse en la práctica con los compromisos de formación y el desempeño real del ministerio.

“Hace cuatro años comenzamos esta experiencia con un proceso de formación liderado por nuestro Pastor Diocesano Monseñor Mario Moronta y dirigido a un grupo de hermanos que, en la actualidad han perseverado en comunión con el equipo coordinador” añadió Merchán.

Las necesidades pastorales de la Iglesia local, han movido a los obispos a contar más con personas fuera de laicos y personas de la vida consagrada, para ser auxiliares extraordinarios en su misión de evangelizar, enseñar y santificar.

 “Desde el punto de vista humano, para que el diácono sea un instrumento en el que resuene la palabra de Dios, es necesario que reciba formación tanto espiritual como teológica y técnica, las artes de hablar en público, de predicar y de enseñar. Como catequista también debe conocer la Biblia, tal vez no como un profesor, pero sí para poder vivirla y aplicarla a los hechos del diario vivir de los fieles” concluyó.

Según Merchán en febrero del próximo año 2024, se hará la ordenación diaconal del primer grupo de participantes.

“Ciertamente el ministerio de la palabra lleva la implícita obligación de conocer el Evangelio, de proclamarlo, predicarlo, vivirlo y difundirlo. Este es uno de los objetivos que nuestra Diócesis persigue y ha consolidado de manera especial bajo la luz del Espíritu Santo que obra sobre la naturaleza humana” concluyó.

 Maryerlin Villanueva

NOTAS RELACIONADAS

Evangelio de hoy

A continuación, lecturas, salmo, y evangelio de este domingo 25 de febrero. 

En la intimidad del Señor

En las palabras de los discípulos podemos suponer que no sólo se trataba de una simple invitación a entrar en la casa, sino a entrar en su vida, en su corazón que, como sabemos, es la intimidad misma de todo hombre.

La familia es el primer escenario de conversión

El llamado a la conversión se intensifica durante el tiempo litúrgico de cuaresma y en ese sentido, es pertinente reflexionar sobre el rol de la familia, como núcleo de la sociedad y como iglesia doméstica, en el camino de oración, ayuno y caridad que prepara a los cristianos para celebrar la pascua del Señor.

Cátedra de San Pedro: «Y yo te digo, tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi Iglesia»

La cátedra de San Pedro es una tradición de vieja data que se gestó en Roma desde el siglo III, con la cual se agradece a Dios por la misión encomendada al apóstol San Pedro y a sus sucesores.

Desde hace cuatro meses en barrio 4 de Julio esperan agua

Habitantes del barrio 4 de Julio, en el municipio Pedro Maria Ureña denunciaron la persistente falta de agua por tubería, lo cual afecta el bienestar de las familias que habitan en esa comunidad.

DC.RADIO

RECIENTES

spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

A %d blogueros les gusta esto: