24.4 C
Venezuela
jueves, febrero 29, 2024
HomeOpiniónLa doctrina de la Iglesia y la consolidación de la democracia en...

La doctrina de la Iglesia y la consolidación de la democracia en Venezuela (II parte)

Date:

NOTAS RELACIONADAS

Programa «Mi Mascota uno más de la Familia» inmunizó 300 perros y gatos del municipio Torbes

La Gobernación del Estado a través de la Fundación de la Familia Tachirense y su programa “Mi Mascota una más de la Familia”, desarrolló una nueva  Jornada de Vacunación  y  Desparasitación, 

Juventud en Táchira exige más puntos de inscripción para registro electoral

El miembro de la Juventud del Táchira, Kenny Ramírez, manifestó la preocupación que tienen los integrantes de la organización al no poder inscribir ni la mitad de los jóvenes de la región.

¡Qué bien se está con Jesús!

Escuchar a Jesús, el Hijo Predilecto y estar bien con Él: es la invitación que Dios dirige hoy a los creyentes en este II° domingo de Cuaresma.

Evangelio de hoy

A continuación, lecturas, salmo, y evangelio de este domingo 25 de febrero. 

En la intimidad del Señor

En las palabras de los discípulos podemos suponer que no sólo se trataba de una simple invitación a entrar en la casa, sino a entrar en su vida, en su corazón que, como sabemos, es la intimidad misma de todo hombre.
spot_imgspot_img

Fe creída, Fe vivida

En este artículo continuamos la reflexión sobre la encarnación de la DSI en Venezuela por medio de la reflexión ofrecida por los Pastores a través de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

En la década del 60, en torno a la preparación de las nuevas elecciones presidenciales, se producen dos exhortaciones de la CEV, una de 1963 y otra en el próximo periodo electoral de 1968.

La CEV invitó a participar y a no dejarse llevar por sentimientos, sino por la conciencia, “abstenerse de votar por simple apatía constituye una falta moral, ya que el cuarto mandamiento lleva a un deber con la Patria y el bien común”. En las elecciones de 1963, nuevamente AD gana la presidencia del país, en la persona de Raúl Leoni (1964-1968). Pero en las elecciones de 1968 por primera vez COPEI asume en la persona de Rafael Caldera (1969-1974).

Le puede interesar: Francisco a claretianos: No se cansen de ir hacia las fronteras

En 1967 tenemos la carta pastoral del Episcopado sobre la caridad, con el deseo de motivar su vivencia en un país donde está ausente, donde se contempla el mal uso de la riqueza de unos pocos, en contraste con las necesidades de otros, insisten los obispos sobre el amor al prójimo.

Un hecho a resaltar del proceso electoral de 1968, es la victoria de un político formado en el seno de la Iglesia. En este periodo ella comienza a ser abiertamente reconocida y valorada, debido a que R. Caldera junto a otros jóvenes de su generación, fueron formados dentro de los principios de la DSI, de manera especial por los Jesuitas en la persona del R.P. Manuel Aguirre SJ, fundador de la revista SIC y del Centro Gumilla.

Este actor político, será quien internalice la dimensión y perspectiva del cristianismo en la política al fundar el partido Social Cristiano COPEI en 1946 e introduzca la democracia cristiana en Venezuela, corriente política que tiene su origen en el pensamiento de Jacques Maritain y Emmanuel Mounier.

Lee también: «Sabiduría y pasión» construyeron Ateneo del Táchira

Vale decir, que LA CEV LUEGO DEL CVII (1962-1965) Y MEDELLÍN (1968), no desarrolló mucho esta línea, aumentaría la reflexión sobre las relaciones Iglesia-sociedad a partir de 1973, hecho manifestado en la documentación colectiva de la CEV, donde se reflexionará sobre Iglesia y Política.

En esta década el mensaje episcopal apunta a proclamar la DSI como el instrumento que tienen los católicos para fortalecer la democracia naciente, invitando a vivir los deberes cívicos, enfrentar los problemas sociales viviendo la caridad y la justicia.

La década del 70 inicia superando el problema guerrillero y logrando la pacificación del país, al igual que la estabilidad de la democracia con la alternabilidad del poder con R. Caldera (1969-1974), C.A. Pérez (1974-1979) y L. Herrera Campíns (1979-1984). Es un tiempo donde se da el boom petrolero y Venezuela se llena de petrodólares. Algunas voces alertan sobre la urgencia de sembrar el petróleo, es época de nacionalizaciones y de derroche.

Como consecuencia de esta relativa estabilidad, se comienza a vivir problemas sociales de corrupción. El episcopado ofrece en esta década 10 documentos de corte social, – droga, MCS, desempleo, aborto, ecología aquí solo profundizaremos uno referente al campo político.

EN 1973 los obispos hablan sobre la desigualdad a pesar de las riquezas existentes e insisten en la importancia del desarrollo integral y la reforma moral, reflejado en la carta pastoral sobre la Iglesia y la política, con ocasión de las elecciones, donde se habla del sentido y límite de la dimensión política de la Iglesia, la relación entre fe e ideologías, el sacerdote ante lo político y partidista; todo esto ubicado en la perspectiva de la Carta Apostólica Octogésima Adveniens de san Pablo VI, donde hacen un llamado a explorar nuevos modelos de sociedad, clarificando que ni el capitalismo liberal, ni el socialismo marxista fundan una sociedad a la medida del hombre.

Esta carta pastoral ayudó a recordar un criterio clave para la Iglesia, no fijar posición partidista, no implica indiferencia a lo político, ella está llamada a ejercer una actitud crítica en orden a la consecución de formas sociales que estén al servicio de la comunidad humana.

Esta misiva de la CEV expresaba: “Es tarea de todos, especial de los nuevos gobernantes profundizar la acción social, para llevar a cabo todas aquellas transformaciones estructurales que aseguren un progreso más efectivo dirigido al beneficio de todos […] la democracia efectiva es máximamente exigente y debe traducirse en organización social. Los cristianos que trabajan en partidos políticos han de ser los primeros en la renovación de aquellas estructuras que aseguren una progresiva libertad, igualdad y participación en la vida de nuestra sociedad”.

Durante este periodo de inestabilidad política y corrupción, se dieron algunos acontecimientos que contribuyeron al campo educativo y social. Entre ellos tenemos: el 25 de marzo de 1960, la fundación de la Federación de Asociaciones de Padres, Representantes y Educadores Católicos -FAPREC- para fomentar la educación en el país. En 1963, Caritas Venezolana para promocionar y coordinar las obras sociales de la Iglesia. En 1964, la Asociación de Promoción de la Educación Popular -APEP- para orientar a los jóvenes hacia trabajos industriales y manuales. En 1965 Fe y Alegría, para crear conciencia de igualdad de oportunidades educativas, hoy con sucursales en gran parte de Latinoamérica. En 1978 el Instituto Pedagógico Mons. Rafael Arias Blanco para la formación de docentes en áreas técnicas.

En las décadas del 60 y 70, se utilizó la pedagogía del oprimido, de Paulo Freire (1970), donde se planteaba democratizar la participación a través de la educación, influyendo en la sociedad civil y algunos partidos. Estas prácticas influirían en el activismo social más allá de grupos cristianos, pues algunos dirigentes del MAS, el MIR y la Causa R., fueron influenciados por estas prácticas, al igual que influenció el enfoque participativo de COPEI.

 A modo de conclusión puedo decir que en este primer periodo democrático en Venezuela, se observa una Iglesia que orientó y motivó a los católicos que tenían responsabilidades políticas, de igual manera iluminó la opinión pública y buscó transmitir la DSI por medios de sus documentos oficiales, llamando a la promoción humana integral, animando a crear líneas de participación de todos los sectores mediante el diálogo, viviendo su don de Maestra en humanidad, así como fue creciendo su labor evangelizadora en el área social por medio de la educación.

Sin embargo, hay que reconocer, que las directrices de la jerarquía venezolana no profundizaron líneas estratégicas de formación en la DSI, de una manera especial en los relevos de esa clase dirigente y la participación del sujeto social, convirtiéndose ahora en un desafío.

Por otra parte, el Estado inició un buen tratamiento de lo político en la búsqueda del bien común, guiados por los principios de la DSI, pero fue inclinando su labor favoreciendo el paternalismo, el predominio de las cúpulas partidistas, haciendo de la ciudadanía personas pasivas y dependientes. Lo tratado hasta aquí, nos lleva a cuestionarnos ¿cuáles fueron las causas de este debilitamiento de la clase dirigente y la democracia? Continuará…

Pbro. Jhonny Alberto Zambrano Montoya

(11/22)

NOTAS RELACIONADAS

Programa «Mi Mascota uno más de la Familia» inmunizó 300 perros y gatos del municipio Torbes

La Gobernación del Estado a través de la Fundación de la Familia Tachirense y su programa “Mi Mascota una más de la Familia”, desarrolló una nueva  Jornada de Vacunación  y  Desparasitación, 

Juventud en Táchira exige más puntos de inscripción para registro electoral

El miembro de la Juventud del Táchira, Kenny Ramírez, manifestó la preocupación que tienen los integrantes de la organización al no poder inscribir ni la mitad de los jóvenes de la región.

¡Qué bien se está con Jesús!

Escuchar a Jesús, el Hijo Predilecto y estar bien con Él: es la invitación que Dios dirige hoy a los creyentes en este II° domingo de Cuaresma.

Evangelio de hoy

A continuación, lecturas, salmo, y evangelio de este domingo 25 de febrero. 

En la intimidad del Señor

En las palabras de los discípulos podemos suponer que no sólo se trataba de una simple invitación a entrar en la casa, sino a entrar en su vida, en su corazón que, como sabemos, es la intimidad misma de todo hombre.

DC.RADIO

RECIENTES

spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

A %d blogueros les gusta esto: